¡¡Síguenos por e-mail!!

martes, 30 de noviembre de 2010

Etapa 21 del camino de Santiago portugués. De Redondela a Pontevedra 18,2 km.

Ríos de Albariños

El día de Joan

Tercera etapa de la parte gallega del camino de Santiago portugués. Tercera etapa para el grueso del grupo de ADPIC. Tercera etapa para nuestros amigos y conocidos. Y como tercera etapa... es la más complicada en una caminata de este tipo. En ese momento es cuando uno comienza con los primeros achaques y dolores físicos, ya que los psíquicos vendrán unas cuántas etapas posteriores (a veces ni llegan). Como las últimas mañana (debido al comienzo de los meses invernales salimos del albergue prácticamente de noche... para mi es uno de los momentos más increíbles de esta experiencia... mientras el resto de las personas aún duermen o se levantan para ir a trabajar, tú estás dando pasos para conocer un mundo nuevo (y aunque hayas hecho el camino antes, sigue siendo nuevo). Lo recomiendo.
Aunque la gente está algo más cascada, siempre intentamos ir con humor y buena cara... operación tremendamente complicada, ya que comienzan a salir los primeros desvanecimientos del "buen" humor... son gajes del "camino".
En esta etapa nos encontramos con las primeras dificultades geográficas pasado Arcade (población conocida por sus ostras). A partir del "reino de las ostras", hay una continuación de subidas y bajadas que hacen mella en cualquier maltrecho pie... los nuestros no iban a ser menos.
Después de pasar por dichos repechos durante 8 km., nos encontramos con la capilla de Santa Marta, en la cual hay un sello del camino para sellar la credencial.
A partir de ahí, solo nos quedaba 3 km. para llegar al albergue de la gran urbe gallega (sin contar Santiago) y capital del camino de Santiago Portugués, Pontevedra.
Pontevedra tiene una zona antigua realmente interesante y coronada por "La Peregrina", una capilla cuya planta tiene forma de vieira y dedicada a la virgen que guiaba a los peregrinos desde Bayona a Santiago (en la plaza donde está, se puede ver inscripciones que aluden a lo comentado).
Como comentamos, el albergue está 1,5 km. antes de llegar a la ciudad, con lo que dificulta ir y volver a visitar la urbe debido a la distancia pero, en cualquier caso, no desaprovechamos la oportunidad de echar un vistazo y pasar por el camino en medio de la ciudad vieja (a la mañana siguiente) para envolvernos por la magia que emana "La Peregrina".
Por la tarde, en cambio, teníamos una misión (aunque no imposible, si increíble). Teníamos una visita concertada y muy esperada... la visita a la bodega "Martín Códax" en Cambados (población de Pontevedra muy conocida por sus maravillosos caldos albariños).
Allí se iba a producir uno de los intercambios culturales más alucinantes que tuvimos durante el viaje. Pero el motivo no fue "solamente" por el buen recibimiento, ni "solamente" por la amabilidad y simpatía de las magnificas profesionales de la bodega, ni "solamente" porque vino la prensa para darnos mayor publicidad a nuestra actividad, ni "solamente" porque sea un orgullo visitar una bodega tan importante como es Martín Códax... no fue "solamente" por eso... sino también por la inestimable colaboración de nuestro amigo Joan Bonet de la bodega ibicenca "Sa Cova". Sin duda era una un intercambio cultural distinto y diferente... fue único por ese motivo en particular y por el resto de motivos en general.
Llegado a este momento, debemos hacer un homenaje a nuestro "compañero" de camino Joan, ya que es una de esas personas que rebosa sabiduría solamente por su saber estar, su predisposición a colaborar y por su capacidad a la adaptación a nuevas actividades y retos diferentes. Se acopló a la asociación como uno más y, sin ningún problema y con el mejor humor, colaboró en todo lo que le pedimos, ya que no solo nos donó sus preciados vinos, sino que nos acompañó en esta aventura otorgándonos sus grandes conocimientos sobre los vinos, en particular, y de la vida en general... siempre se aprende algo en particular y mucho en general cuando te rodeas de personas como Joan. Solo podemos agradecer que su "sueño" de hacer el camino de Santiago lo haya hecho realidad junto con nuestro "sueño". Todo un privilegio.
Una vez en Cambados, pisando los alrededores de la bodega de Martín Códax, nos dimos cuenta que nuestro objetivo de dar a conocer nuestra cultura ibicenca y fusionarla con otras diferentes, iba a llegar al punto más álgido posible en este camino... ¿qué había mejor que fusionar la cultura de vinos que yendo con un auténtico profesional (aunque él mismo diga que es un simple aficionado) de la viticultura ibicenca a una bodega gallega?... no hay palabras.
En la bodega nos recibió Yara Bueno, del departamento de comunicación, y nos hizo un recorrido fantástico por toda la bodega, pudiendo así, conocer los entresijos de uno de los vinos más importantes y de más tradición de los albariños gallegos. Además, pudimos conocer los diferentes tipos de vinos que producen la bodega en Galicia (tales como "Martín Códax", "Organistrum" y "Lías", entre otros) y que producen en La Rioja o en la zona del Bierzo ( tales como "El camino", "Martín Sarmiento" o "Cuatro Pasos").
A raíz de la presentación del último vino, se debe explicar uno de los objetivos más importantes de la bodega, ya que Martín Códax apoya, además de actividades culturales como la nuestra, otras acciones de solidaridad como es en el caso de la creación de su vino "Cuatro Pasos". Con este vino se apoya a todas aquellas acciones que puedan proteger a los osos pardos de la zona del Bierzo, sin duda un bello objetivo.
Una vez conocidos sus fantásticos Albariños, tuvimos una grata sorpresa. Fuimos "invadidos" por los flashes de algunos fotógrafos de diferentes medios gallegos (como si fuéramos estrellas del cine o de internet que, en muchos casos, parece lo mismo), lo cual fue gratificante debido al gran apoyo por parte de Martín Códax a esta actividad.
Tras superar estos momentos de halagos en forma de fotos y de una visita fantástica de la bodega cuyo fin fue en la sala de los sentidos (no solo se utiliza el sentido del gusto en el mundo del vino... aquí aprendimos a utilizar el olfato y la vista de forma activa...¡Probarlo!), fuimos derechos a lo más llamativo de la visita, que no es otra cosa que responder a la pregunta de ¿qué sabor tendrá esos "ríos de Albariños"?... eso es... la "cata oficial".
Primero fue Juanmi quién dio su opinión, después tuvimos el privilegio de conocer la de Joan, y al resto... se nos veía la opinión en nuestros "felices" ojos.
En segundo lugar, pasamos al siguiente paso de la fusión de culturas... Joan explicó, con toda la humildad del mundo, sus ideas sobre el mundo del vino en Ibiza, los motivos que le llevaron a abrir su bodega familiar y, naturalmente, su vino blanco "Sa Cova Blanc de Blancs"... una delicia para el paladar (tal como demostraron las catas de varias profesionales de la bodega).
Una vez realizada las catas y el intercambio de varias botellas, solo nos quedaba despedirnos acompañados por la imagen de un proyecto cinematográfico de Martín Códax, la película "O Apóstolo" (magnífica película para los amantes del camino), y por una puesta de sol magnífica en la ría de Arousa que baña los viñedos de las familias que sustentan la propia bodega... Posiblemente terminamos uno de los días más especiales y fantásticos del viaje... y lo vivimos "bañados" por la humildad, la amabilidad y la profesionalidad de la gente que nos encontramos en Cambados. "Bañados" por la predisposición, simpatía y respeto de la gente que nos acompañó en este intercambio (todos y cada uno de la asociación, en general, y Joan en particular). En definitiva, "bañados" por esos "ríos de alabariño" que lleva a la felicidad y ese sentimiento fue el que nos llevamos mientras volvíamos a Pontevedra.

Vídeo de la etapa 21 del camino de Santiago Portugués:


Vídeo de la visita a la bodega Martín Códax:


Vídeo del intercambio cultural de los vinos albariños de Martín Códax y los vinos de la bodega de Sa Cova de Ibiza:



Bodega Martín Códax:

Bodega Sa Cova de Ibiza:

1 comentario:

  1. Una vez mas debo daros las Felicitaciones por vuestro trabajo en equipo,hay que reconocer que se portaron muy bien las personas de la bodegas,y claro esta, fue muy grato estar acompañada por Joan,es una persona que se ha covertido en amigo y que nos hemos reido mucho juntos.Es un acmino agradable en todos los aspectos.

    Animos que queda poco para Santiago.

    ResponderEliminar