¡¡Síguenos por e-mail!!

viernes, 19 de noviembre de 2010

Etapa 19 del camino de Santiago portugués. De Tui a O Porriño. 16 km.

Imagina una vez un camino... ¿con quién lo harías?

El día de María

Imaginad por un momento un viaje, largo, complicado, emocional, especial, y único en la vida. ¿Con quién lo harías?. La respuesta, aunque parezca sencilla, no lo es. Lo lógico es responder que iríais con vuestros seres queridos (pareja, amigos, familiares de primer grado, de segundo grado, hasta de tercer grado...etc.) pero... realmente... ¿es lo mejor? ¿se disfrutaría más que con otras personas? o, por el contrario, ¿se sufriría más por culpa de esta frase tan llamativa: "la confianza da asco"? Pues la única forma de averiguarlo es probarlo.
Nosotros lo hicimos. En este viaje hemos compartido el viaje con familiares, amigos y conocidos. Y ¿sabéis qué? no lo cambiaríamos por nada en el mundo.
Es cierto que siempre puede haber complicaciones en un viaje de esta magnitud, puede haber momentos de sufrimiento, de crispación, de irritación y de discusión... pero el grado de orgullo que pueda darte el compartir algo tan ÚNICO e IRREPETIBLE con tus compañeros de viaje (que son los que viajan contigo en la vida cotidiana), es algo que no tiene precio.
Y con esa afirmación salimos de viaje desde Tui hasta la población de O Porriño ( a 16 km de distancia) comenzando, así, una nueva fase del camino formada por 9 personas caminando hacia una meta, transportando nuestras mochilas llenas de energías, problemas, ilusiones, sueños, tristezas y alegrías... todo para llegar a un destino... todo para conocer mejor a los demás... todo para conocernos mejor a nosotros mismos...todo para aprender del camino y de los demás... todo para aprender de nosotros mismos...
Pero, en esta etapa, queremos especificar uno de los puntos anteriormente comentados: "Aprender de los demás". Esto es debido a que en esta etapa aprendimos algo muy importante: "Tener ganas de VIVIR". Y lo aprendimos de alguien muy importante en este viaje: María.
María tiene 78 años e hizo su camino. Repito...¡¡78 años e hizo su camino!!... lógicamente con sus limitaciones... pero ¡Hizo su camino!
Ahora, ¿no creéis que todo lo que cuesta hacer el camino, todo el sufrimiento, vale la pena cuando alguien como María termina una etapa y hace su camino? Sin duda te llena de orgullo porque ella ha conseguido su meta, y nosotros hemos aprendido una lección súper importante... "hay que tener ganas de Vivir" y siempre somos capaces de conseguir lo que nos propongamos sin pensar cuando. Sin duda, María fue una ráfaga de aire fresco que nos dio ánimos hasta el final del camino. Fue un aprendizaje continuo por su fuerza e ilusión. Lo único que nos queda decir es: ¡¡ Gracias por esa experiencia!!
Y, volviendo a la etapa, dimos nuestros primeros pasos por una maravillosa zona pasando por el puente de San Telmo, donde hay una lápida en homenaje al propio San Telmo (patrón de Tui y Fromista) que falleció en el lugar. Esta zona verde dura hasta llegar al área de descanso de Obllende, en donde paramos para "repostar".
A partir de ahí, el camino se afea ya que los últimos 7 km. recorren el polígono industrial de la población de O Porriño. Así que no se puede reseñar algo importante más que grandes superficies y empresas.
Con el cansancio acumulado llegamos al albergue de O Porriño, (casi al final del pueblo) y hacemos el primer repaso del resto de la expedición. Cada uno mira sus dolencias y las cura lo mejor posible... el primer día a penas hubo "heridos"... así que estaban listos para continuar al día siguiente.
Mientras que nuestros compañeros se curaban, duchaban y acicalaban, nosotros fuimos a visi- tar a Antonio Rodríguez Argibay, que nos esperaba en su panadería Argibay de O Porriño... la unica panadería que aún hacen las "bollas" (panes en horno de leña de la forma tradicional). Un auténtico artista del pan.
En este encuentro tenemos que hacer hincapié en la pasión que Antonio nos explicaba su trabajo. La pasión que tiene una persona cuando realiza cualquier actividad en su vida, mide el disfrute que obtiene realizándola. Digamos que la relación responsabilidad/disfrute es directamente proporcional a la pasión que uno le ponga. Es decir, cuánta más pasión tengamos en algo, más responsables nos sentimos de llevarla a cabo lo mejor posible y disfrutamos mucho más cuando vemos el resultado. Antonio tiene responsabilidad por hacer un pan verdadero, un par hecho de horno tradicional, un pan de los de antes en el momento actual. Además siente la pasión que le hace caminar por este sendero de la verdad profesional, a pesar del trabajo que acarrea el hacerlo de esta forma. Pero todo esto no sería posible si no lo disfrutara como nadie, sino amara lo que hace y si no fuese feliz al ver como sus clientes esbozan una sonrisa cuando prueban una de sus "bollas" y escucha ese sonido crujiente de "Pan recién hecho".
Nosotros hemos visto esa pasión, hemos conocido esa responsabilidad, hemos visto su cara de felicidad cuando explicaba minuciosamente el proceso que lleva sus "bollas", hemos esbozado esa sonrisa cuando probamos su pan, hemos escuchado su sonido crujiente y, por último, nos hemos sentido como integrantes de esa pasión... porque nosotros sentimos lo mismo haciendo esta aventura. Por segunda vez, en esta entrada del blog, debemos de dar las ¡Gracias!...

Como conclusión, ese día (gracias a María y Antonio) aprendimos que...

HAY QUE VIVIR LA VIDA CON GRAN PASIÓN

Vídeo de la etapa 19 del camino de santiago porugués:



Vídeo del intercambio cultural de Pan de O Porriño con Pan Ibicenco del Restaurante Es Pins de Sant Joan de Labritja:





Panadería Argibay:

Restaurante "Es Pins:

3 comentarios:

  1. que bellas palabras,sobretodo hacia Maria,ya que es una gran mujer y con un espiritu y corazon grandes.
    Ella logro terminar la etapa sin ninguna queja,al contrario siempre con una sonrisa y palabras de animos para los demas.

    Lo habeis explicado todo muy bien,y por cierto el pan que pinta tenia,jejeej.

    ResponderEliminar
  2. Maria nos ha enseñado que nunca es tarde para hacer realidad un sueño, y ella lo ha connseguido!! También te quiero decir..
    ¡Gracias Maria por haber estado en este viaje!

    ResponderEliminar
  3. Vaya que si estaba bueno el pan,no duro ni un asalto,madre mia jejeje....La verdad que hay que darle la enorabuena a ella y a joan por el gran esfuerzo y espiritu que han puesto en este caminooo!!!

    ResponderEliminar