¡¡Síguenos por e-mail!!

sábado, 6 de noviembre de 2010

Etapa 14 del camino de Santiago portugués. De Oporto a Sao Pedro de Rates. 37 km.

Con energías renovadas salimos de Oporto para llegar al primer albergue oficial

Después de nuestro día en Oporto tuvimos una inyección de energías realmente importante ya que, por un lado, nos faltaba menos días para nuestra llegada a Galicia y, por otro, ya habíamos cubierto el camino real de Lisboa a Oporto y significaba que hoy empezábamos una segunda fase diferente del camino de Santiago portugués... ahora nuestro deseo era llegar a Galicia para encontrarnos con el resto del grupo de la asociación. Mientras tanto, seguíamos haciendo nuestro propósito... fusionar nuestra cultura pitiusa con la cultura portuguesa.
La etapa comenzó realmente bien debido a que tardé muy poco en salir de la ciudad (lo cual es
sorprendente ya que siempre tiene mucha dificultad salir de las grandes ciudades) y en encontrarme con la capilla de Araujó (a 9,5 km. del centro de la ciudad). Mi ritmo siguió siendo bastante alto para pasar por las poblaciones de Maia y Vilar do Pinheiro. En esta última ya se empezaba a encontrar las primeras pensiones y residencias destinadas a los peregrinos... ya se notaba el ambiente peregrino.
A pesar de ser una etapa realmente larga, me sentía mejor que nunca e iba superando todos los tramos sin muchas dificultades. Quizás era porque las distancias entre las poblaciones eran muy cortas (cada 2 o 3 km. te encuentras con una villa, tales como Mosteiró, Vilar, Giao, Vilarinho y Junqueira) o quizás porque tenía muchas ganas de conocer el primer albergue "oficial" del camino de Santiago portugués en Sao Pedro de Rates. Por uno u otro motivo llegué a Sao Miguel de Arcos (donde ya hay un albergue aunque no oficial) y 4 km. después a la población de Rates, región importante por sus productos lácteos.
Nada más llegar me encontré con mis compañeros para ir directos en búsqueda de la tienda de
la señora Lourdes (encargada del albergue oficial de Sao Pedro) en donde te sella la credencial y, si eres el primer peregrino en llegar te deja las llaves del albergue para abrirlo y acomodarte... una auténtica experiencia.
Una vez dentro, cada peregrino que llega debe rellenar sus datos en el libro de visitas y efectuar un donativo personal como contraprestación a poder dormir... los donativos depende de cada uno aunque siempre se suele dejar algo simbólico.
El albergue es bastante aceptable, aunque se nota que en esa época no transitaba mucha gente. Lo importante es que está limpio y no había chinches (eternos enemigos de los peregrinos en
algunos albergues).
Una vez situados en el pueblo, comimos cerca de la iglesia (totalmente recomendada su visita) y nos dispusimos a realizar nuestro intercambio cultural. En esta ocasión, nos tocaba realizar intercambio de cartones de leche de Santa Gertrudis con algún producto lácteo típico de la zona y, teníamos previsto para ello la visita a la fábrica de leche "Leicar", pero por motivos de reformas de la fábrica se tuvo que anular la citada visita y nos encontramos con un problema logístico... ¿qué íbamos a hacer? ¿con quién y con qué íbamos a hacer el intercambio previsto?.
Eran preguntas sin respuesta a media tarde, ya que, como en la vida misma, existen imprevistos de los que uno debe saber salir y buscar soluciones de forma rápida. Éste era uno de esos momentos...
Pero como somos gente con recursos (cómo hemos demostrado en otras ocasiones), indagamos por la villa para saber qué otras opciones había (casas que fabricasen productos caseros, restaurantes que hicieran algo similar o alguna tienda que tuviera productos lácteos de la zona). Ésta última fue la encontrada ya que, casualmente, la señora Lourdes tiene una tienda de comida que está a 5 minutos del albergue y, al contarle nuestro problema, nos comunicó que ella vendía leche (de la fábrica "Agros") hecha de la región de Rates y estaba encantada de colaborar con nosotros.
Quizás el intercambio cultural en Sao Pedro de Rates no fue el más glamuroso, o el más bonito o el más espectacular, pero si fue el más humilde y el más familiar, ya que compartimos un buen rato con ella y su familia. Hay que pensar que no todo el mundo se ofrece para hacer cosas de este tipo con alguien que acaba de conocer y menos de una forma tan campechana.
Lo mejor de todo es que, como siempre, uno recibe lo que da. Nosotros pedimos ayuda desde el comienzo de este viaje de la forma más humilde posible, con lo cual, recibimos la ayuda de la forma más humilde. La humildad es uno de los principios más importantes del ser humano, ya que con ella se puede "VIAJAR" por cualquier parte del mundo... y lo estamos demostrando.
Solo podemos dar las gracias a Lourdes y a su familia por ese gran trato que recibimos y por esta gran lección que han dado en esta aventura... creo que este intercambio fue uno de los grandes momentos del camino... fue el momento que nos hizo recordar lo que es una familia humilde... fue un ¡Gran momento!

Vídeo de la etapa e intercambio cultural de Leche Santa Gertrudis y leche Agros:


Granja de Santa Gertrudis:

3 comentarios:

  1. otra etapa mas conseguida,en estos viajes se ven las personas buenas y amables que habeis encontrado a cada paso que habeis dado,sigue habiendo personas buenas en el mundo y en situaciones de estas es cuando se ven realmente lo que le gusta ayudar al projimo.

    Queridos una vez mas habeis conseguido lo imposible.

    ¡¡¡FELICIDADES!!!!!!

    Queda menos para llegar a destino.

    Abrazos que os seguimos

    ResponderEliminar
  2. eva Ortiz Rodriguez8 de noviembre de 2010, 3:25

    jejejejeje....toma xoco para el juanmi jejeje...por cieto ese consejito de la calzada va muy biennnn!!!!sois genialessss

    ResponderEliminar
  3. weno no teniamos ninguna duda d k no consiguierais algo eee pero weno ajaaja este video m a gustado muxo xk se ven las entrañas del csmino los albergues x dentro y la confianza k os dejan las llaves sin conoceros de nadaaaaaaaa!! jaja k biennn muxos besosss

    ResponderEliminar